Zero-Waste: Más que una Moda, un Estilo de Vida

Zero-Waste: Más que una Moda, un Estilo de Vida

El novedoso estilo de vida “Zero-Waste”, traducido del inglés a “Cero-Desperdicio” busca proteger el planeta. Es una rutina que muchas personas quienes velan por su bienestar integral han adoptado.

El objetivo de este movimiento es incentivar a las personas a que intenten eliminar su basura y uso de plástico. Se estarán preguntando: ¿Cómo lograrían algo tan extremo?

Bolsas de supermercado reusables, copas menstruales de silicona, productos comestibles sin empaque, ropa hecha de tela reciclada, papel higiénico orgánico, o inclusive cepillos de dientes hechos de bambú son varios ejemplos de los productos Zero-Wastemás cotizados en el mercado hoy en día.

En promedio, una persona genera aproximadamente 4.6 libras de basura todos los días y más de la mitad termina en basureros. Es una realidad que debe cambiar.

Se dice que este estilo de vida comenzó con la bloggeraKathrynKellog y su blog“Going Zero Waste”, mientras otros señalan a Bea Johnson como la líder del mismo.

Bea Johnson, una mujer francesa que vive en California, vive libre de desperdicios junto a su esposo y dos hijos desde el año 2008. En el 2013 publicó un libro del tema que tuvo mucho éxito.

Cuando ella comenzó con este estilo de vida, el término “zerowaste” era solamente utilizado por el gobierno o grandes empresas que buscaban diferenciarse ante sus competidores al ser más conscientes del cuidado del planeta.

Una chica de apellido Singer tiene un blog exitoso que se llama “TrashisforTossers”, traducido a “La Basura es para Malcriados”, fundó la empresa TheSimply Co. y vende detergente vegano y orgánico. Interesantemente, ella relata que la basura que generó en los últimos cuatro años le cupo en un envase de vidrio de 16 onzas.

Otro caso de éxito es un graduado del FashionInstitute of Technology, quien fundó una empresa de moda donde se utilizan los desperdicios y residuos de material de otras empresas de moda para fabricar sus diseños y busca, además, ahorrar agua y energía.

Estas personas creen firmemente que los negocios, blogs y medios de comunicación tienen un rol fundamental de promover el movimiento “Cero-Desperdicio”.

Los negocios grandes son otra herramienta ponderosa para dar el buen ejemplo, cuidar el medio ambiente y difundir el mensaje a consumidores que buscan salud, sostenibilidad, bienestar integral y consciencia en sus compras. Éstos consumidores ahora ya buscan invertir en productos que vayan de la mano de sus creencias y estilos de vida.

Ikea, la empresa sueca de mueblería, busca llegar a ser “zero-waste” en el año 2020, mientras Nestlé anunció que todas sus fábricas en Estados Unidos lograron convertirse en “zerowaste” en el 2015. Nike introdujo al Mercado el “Flyleather”, un zapato tenis hecho de cuero sostenible que tiene la mitad de la huella de carbono que uno normal. Asimismo, Adidas, creó el “Ultraboost”, un zapato hecho con plástico encontrado en el océano; cada par de tenis utiliza aproximadamente 11 botellas de plástico.

El “Cero-Desperdicio” es ahora más que solo un movimiento; es un estilo de vida que está teniendo más que un mero momento de fama. Está aquí para quedarse. El gran problema que vivimos hoy en cuanto a la degradación de nuestro medio ambiente nos haceun llamado de consciencia para hacer elecciones más sabias y adoptar hábitos que sean parte de nuestro estilo de vida sano, verde e íntegro.

“Cero” es una palabra fuerte, sin duda. Mientras demos pasitos pequeños, adoptando con el tiempo rutinas que sean parte del movimiento, es más que suficiente. Reducir la cantidad de basura que generamos, reciclar, reutilizar, reusar, cuidar, ahorrar, nos permitirán ciertamente reducir nuestra huella de carbono.

Nadie dijo que es tarea fácil. Nuestra sociedad no es apta para ser “Zero Waste”. Efectivamente, nos rodean muchísimos productos de un solo uso, los productos desechables, y los utilizamos con frecuencia, inconscientemente, porque desconocemos alternativas. Sin embargo, informarnos, investigar, leer y buscar esas alternativas son prácticas eco-amigables que pueden llegar a ser un gran aporte y a tener un gran impacto en nuestro medio ambiente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.